Frase célebre

14 mayo, 2013

Estadio Nueva Condomina, Santuario de los murcianistas o sufridores.